lunes, 12 de enero de 2009

Carta y poesía a mi muerte


¡Muerte!
¿Harás de mi mente un triste sueño?
Entiendo que de verte no tengo miedo;
Comprendo que yo existo si estas muy lejos,
Y siento que no quieres mis desvelos.
Deseo que vengas al fin del tiempo,
Cuando en años esté feliz y muy contento.
¡Muerte!
¿Harás de mi mente un dulce sueño?
Quiera o no, te espero.

4 comentarios:

Alimontero dijo...

Nacer, vivir, morir, re-nacer...
La vida tiene esta secuencia, y a cada instante vamos muriendo a ideas, a posturas de creencias, porque el ser humano tiene una constante: el cambio! quien no lo sigue va muriendo lentamente como sus ideas de antaño....
Ha sido un placer re-encontrarnos..;-)
He disfrutado de este espacio y tambien de tu música...
Gracias compatriota...fue otra sorpresa para mí...já! ;-)

Salu2!

Ali

Laín Deba dijo...

Estimada Alimontero, créeme que el placer es todo mío.
Quedo hondamente agradecido por tus palabras y comentarios.

Un abrazo

F.L dijo...

hola me encantaria poder enlazarte a mi blog lanavedelostorpes.blogspot.com

Espero tu visita y respueta, gracias

Igual a todos los interesad@s hay espacio suficiente.

Laín Deba dijo...

...y bue, desde la poesía de mi muerte, partiré a la nave de los torpes, jeje.¡Qué cosas! ¿no?


Gracias por la propuesta.

Un abrazo