viernes, 5 de marzo de 2010

¡Oh, mi tierra!

¡Oh, mi tierra¡
Que te mueves,
que me tiemblas
y detienes...

Me pregunto
Con alerta;
¿Qué pretendes?
¿Qué te piensas?

Esperando la respuesta,
Tal vez pienso en mi soberbia...
Sufro y miro
Como un hielo.

De rodillas caigo y
Yo me entrego,
No hay de otra;
Tengo miedo...

Pero pienso
¿Es tu vientre?
¿O un bostezo?
Como sea...


...desde hoy en adelante,
Te respeto, ¡Yo lo juro!
¡Oh mi tierra!
Y ¡Viva Chile mierda!






2 comentarios:

Rudy Spillman dijo...

Muy bueno Laín. Un lindo homenaje a nuestro hermano pueblo chileno que no termina de reponerse en su sufrimiento para volver a ser castigado. Una y otra vez.
Saludos, amigo.

Laín Deba dijo...

pues sí, que te digo, mi amigo; quizá lo que parezca castigo sea un gran regalo de unión de ese pueblo amigo y más allá.
La tierra se ha estado moviendo en todos lados y es por algo más que lógico, pienso.

Un abrazo desde ésta tierra que baila sola, jajjaja