martes, 16 de diciembre de 2008

Un niño y él













Cuando vivió
de carpintero,
un día un crió
miró al cristo,
antes de tiempo.


El es su amigo,
y aquel le observa;
Él muy sencillo
le dice niño,
ven a mi huerta.

Y aquel le sigue,
dándose cuenta,
que lo que él viste,
pobre y no triste,
es cruz a cuestas.

¿Y no os pesa?
Preguntó el nene;
con risa tierna,
responde y besa
aquella frente.

No es un peso,
pequeño dulce;
es el deseo,
del más sincero
Padre en las nubes.

¿Y si te ayudo?
Dice el pequeño
¿El peso tuyo,
No será mucho?
Añade el bueno.

¡Yo sé que puedo!
¡Quiero ayudarte!
Y en silencio,
le alzo diciendo;
debo cargarte.


8 comentarios:

Plyngo and Me dijo...

Qué dibujo. GUAU

klaus dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Laín Deba dijo...

Bueno, el dibujo no es mío, anda por ahi vagando en internet.
Gracias por pasar y leer y comentar

Laín Deba dijo...

AH! Y muchísimas gracias por sumarte a este blog.

salu2

Plyngo and Me dijo...

Ya irás conociendo a los amigos de las ISlas Cook, sólo te puedo decir que tu blog impacta.

Laín Deba dijo...

Y bue, ya iré conociendo a aquellos que comentas entonces.
Y gracias por tus halagos.
Un saludo

Rudy Spillman dijo...

Amigo Laín:

El motivo de mi visita esta vez, es saludarte y desearte lo mejor junto a todos tus seres queridos, en las próximas fiestas. Que el 2009 te entregue toda la felicidad que buscas y mereces.
Tu siempre amigo, Rudy

Laín Deba dijo...

Gracias Rudy, muchísimas gracias de verdad por tus deseos.

Un abrazo